Los 5 errores (y solución) que comete la mayoría al realizar una rutina en casa

 en Entrenamientos

En los momentos que permanecemos en casa más de lo normal, ya sea en períodos vacacionales, estados de alerta sanitaria como el actual u otros tipos de casos, no es usual poder acudir al gimnasio o centro deportivo, donde normalmente entrenamos o practicamos algún tipo de ejercicio.

 

 

Y como consecuencia de todo esto, es habitual que cometas (cometamos) algunos errores al respecto. Intenta por lo tanto estar atento y no seas uno de los que «caen» en el error:

Error número 1: Dejar de entrenar.

Mi consejo es que no te conviertas en un sedentario, no pares de entrenar, de hacer deporte.

No pienses que no vas a progresar, en esos días que tienes que permanecer en casa demasiado tiempo, es un gran error.

Hay que tener cuidado con no perder todo el trabajo hecho anteriormente , y en tu caso, todo lo que ya has conseguido en meses anteriores a nivel FÍSICO.

Me harías muy feliz si supiera que vas a  intentar mantener todo lo conseguido  hasta ahora con tu esfuerzo y sacrificio, para mí sería una gran victoria.

Ten en cuenta que al regresar a la normalidad es muy duro tener que empezar de cero.

Error número 2: Visualiza y ten claros tus objetivos.

No te olvides:  FOCALIZA tu objetivo y piensa en él desde el primer momento.

El mundo digital está en auge y cualquier persona puede conseguir una rutina adecuada a sus necesidades… ¡pero no cualquier rutina!

Muchos “entrenadores” ofrecen clases online para todo el mundo, elige la que más se adapte a tus objetivos reales y decídete por una que sea de un PROFESIONAL ACREDITADO.

 Porque… tú no eres como todo el mundo. 

¿Tienes los mismos objetivos, necesidades, ilusiones… que el resto de la gente?.

Es importante y fundamental, que seas constante para conseguir tus metas y que no te alejes del plan inicial que tenías establecido.

Cada persona tiene un tipo de complexión física diferente, tiene unos hábitos de vida distintos, una manera de actuar diferente ante la vida.

Por estas cosas y otras más, tienes que ser consciente de tus limitaciones y tus virtudes.

Analiza seriamente lo que realmente quieres conseguir, cuáles son tus objetivos, tus logros, tus sueños… y ves a por ellos.

Piensa en tu evolución mental y transformación física.

Error número 3: Planifica tu entrenamiento.

Esto debe ser fundamental y prioritario para ti, al empezar cualquier tipo de rutina.

Estructura y organiza tus entrenamientos. No tiene sentido ni es eficaz, que entrenes y hagas cualquier tipo de ejercicio, por el mero hecho de hacer algo.

No sirve ni es bueno para tí que elijas 5 ejercicios al azar cada día y los ejecutes sin sentido alguno.

Así no vas a progresar ni conseguir los objetivos que te marcastes desde el primer día.

Por ejemplo puedes estructurar y dividir tus ejercicios con una rutina del tipo:

Fullbody, Torso-pierna, Empuje-tracción, Divídelo por grupos musculares (WEIDER), etc…

Otra forma de hacerlo es, organizarte para entrenar un día a la semana o varios, dependiendo de tus gustos y necesidades, al igual que usar otro tipo de rutina de entrenamiento que se acople mejor a ti.

¡Decide en todo momento, lo que quieres hacer y cómo quieres hacerlo…!

Error número 4: ¡Quiero empezar a entrenar ya!.

Perfecto, eso es lo ideal y es bueno para tí.

Siempre es buen momento para empezar algo, pero no pierdas la cabeza.

No quieras conseguir en tiempo récord, lo que no has conseguido en años anteriores.

Empieza poco a poco, paso a paso…

Por ejemplo, 3 días a la semana sería una buena forma de empezar.

Además, no te compliques demasiado, empieza desde lo más básico, sencillo y fácil que veas.

Conforme vayas adquiriendo nuevos hábitos de entrenamiento, destreza y te veas físicamente más capacitado, puedes ir subiendo el nivel de ejercicios y la dificultad.

De esta forma avanzarás de manera más rápida y segura al mismo tiempo que evitaremos lesiones no deseadas.

Ahora bien, si eres un deportista novato, si no tienes conocimientos al respecto, y si no sabes por dónde empezar, te recomiendo que te pongas en contacto, con un profesional cualificado.

Error número 5: No encuentras el momento ni la motivación.

Normalmente las personas, y te lo digo por propia experiencia, no encontramos casi nunca el momento de empezar algo.
No debes de preocuparte demasiado, pero sí estar alerta por si te ocurre.

Por tanto, mi recomendación es que te marques una rutina al comienzo de la semana, con los días que vas a entrenar y tipo de rutina que vas a emplear.

Algo muy importante y a tener en cuenta es, que te pongas tareas antes y después de cada entrenamiento para no trastocar el día a día de tu vida personal.

Error número 6 (extra): Nunca digas “no soy capaz de motivarme.”

Una cosa que funciona muy bien, cuando pretendemos conseguir algo , son los retos.  Plantéate retos en los que seas capaz por tí sólo, de ver la mejoría. 

A modo de ejemplo, intenta cada día hacer una repetición más que el día anterior, añade dificultad al ejercicio cada día.

Es decir, si cada día de entrenamiento te esfuerzas un poco más que el día anterior, vas a conseguir resultados más rápidos, al mismo tiempo que aumentarás tu motivación y tus ganas de superarte, por lo que vas a sentirte mejor contigo mismo y con el resto del mundo.

Por lo tanto, recuerda… ¡NUNCA DEJES DE LUCHAR POR TUS SUEÑOS!

 

Dani Fernández

Entrenador Personal

Entradas recientes

¿Qué andas buscando?

Pilates lesiones deportivas