¿Qué es el entrenamiento HIIT?

 en Entrenamientos

A la hora de entrenar ya sea en un centro deportivo, en casa, al aire libre…, existen multitud de sistemas, métodos, planes, etc, hoy voy a hablarte del sistema HIIT para que tengas algunas nociones básicas de lo que es y los beneficios que lleva asociados. Un sistema muy utilizado por multitud de deportistas en el mundo entero.

 El entrenamiento alta intensidad HIIT destaca por obtener resultados óptimos con el mínimo tiempo de dedicación.  No es fácil practicar HIIT correctamente, hay que realizarlo correctamente para no sufrir riesgos innecesarios.

El orígen de este sistema se atribuye al padre de Sebastian Coe, es decir a Peter Coe allá por la década de los 70, él aplicaba en los entrenamientos de su hijo este sistema para conseguir mayores resultados deportivos.

Dicho método constaba de series de sprints de 200 metros con descansos entre cada uno de ellos de 30 segundos, después de esto, se fueron desarrollando y creando diferentes estudios relacionados con los entrenamientos de alta intensidad para conseguir mejores resultados en menores períodos de tiempo.

¿En qué consiste el método HIIT?

A groso modo podría decirte que el entrenamiento HIIT, son entrenamientos de sesiones cortas, donde se realizan series de ejercicios a una alta intensidad, intercalando con períodos de recuperación de intensidad baja.

 Hoy en día, se dice que las rutinas de entrenamiento HIIT, es un sistema de los más eficaces tanto para perder calorías como para deportistas que quieren obtener un mayor rendimiento deportivo. 

Para esta forma de entrenar no todo vale y has de estar dispuesto a sacrificarte y darlo todo en cada sesión, de esta forma conseguirás resultados más rápidos y duraderos.

En el HIIT se trabaja un gran número de grupos musculares que exigen un alto consumo de energía, por lo tanto te permite forzar más que en un entrenamiento normal.

Algunas ventajas o beneficios del HIIT:

1) Acelera tu metabolismo. Además debes combinarlo con una nutrición saludable para aumentar la quema de calorías. Cuando consigues acelerar tu estado metabólico, puedes llegar a quemar grasa hasta en reposo.

2) Es una gran ayuda para mejorar tu salud cardiovascular, asimismo también consigues bajar tu presión arterial y colesterol.

3) Aumenta y fortalece notablemente tu musculatura.

4) Tendrás un adecuado nivel de azúcar en tu organismo.

5) Aumenta tu consumo de glucosa y favorece tu sensibilidad a la insulina.
6) Crecen de manera considerable los niveles de hormona del crecimiento, al día siguiente de una sesión de entrenamiento.

Problemas o riesgos de entrenar el sistema HIIT:

1. Entrenar a un nivel de intensidad alto es algo complicado, requiere de estar muy motivado/a en este sentido y tener capacidad para poder aguantar este tipo de entrenamientos duros e intensos. Si no entrenas a intensidades altas con este método, no conseguirás los resultados que pretendes.

2) Hay un riesgo alto de lesiones.
Ten en cuenta que las sesiones de HIIT son cortas pero de mucha intensidad y repercuten directamente sobre tu cuerpo. Has de estar preparado físicamente a este esfuerzo extra para poder soportar este impacto sin llegar a lesionarte.
Tu cuerpo recupera más lento con este entrenamiento, por lo que tampoco te recomendamos que abuses del HIIT, porque a la larga puedes tener lesiones o problemas en ligamentos, articulaciones, tendones, músculos, etc.
Para intentar que no te lesiones es importante que tengas períodos de descanso entre sesiones.

3) No es un buen tipo de entrenamiento para combinarlo con deportes de resistencia.

4. Sin el asesoramiento de un profesional acreditado y de una buena alimentación que complemente a este intenso entrenamiento, no conseguirás los objetivos reales que te marques, además de poder lesionarte más rápidamente.

En líneas generales, se puede practicar HIIT si eres una persona sana y con un físico normal.
Por el contrario si eres una persona sedentaria o no estás acostumbrada a realizar ejercicio, es arriesgado que practiques HIIT.
Si no eres capaz de soportar entrenamientos duros y cortos, no es recomendable para ti, ya que te desmotivará enseguida este tipo de entrenamiento y te hará abandonar a la primera de cambio.

Se recomienda entrenar este sistema tres veces a la semana aproximadamente, intercalando días de descanso para la recuperación del cuerpo, de esta forma evitarás lesionarte y no desmotivarte enseguida. Por otra parte este tipo de entrenamiento dependerá del tipo de persona que lo practique y su condición física, estado de salud, edad…

En definitiva, el método HIIT es un tipo de entrenamiento que aporta muchísimos beneficios para nuestro cuerpo y nuestra salud, además si lo haces de la mano de un experto, conseguirás rutinas de entrenamiento adaptadas a ti y verás resultados más rápidos, continuados en el tiempo y lo más importante, tendrás ilusión por seguir con este método sin abandonar. Lo más importante en el deporte o ejercicio es que lo hagas progresivamente, sin prisas y que disfrutes haciendo lo que haces, si no,no merece la pena.

Es un entrenamiento a intervalos de mucha intensidad. Además es un sistema bastante novedoso y que está causando mucha aceptación entre la gente ya que se combina una actividad de máximo esfuerzo con una recuperación menos intensa, lo que supone perder una cantidad importante de grasa.

 

¡PODER ES QUERER, QUIERE!

Entradas recientes

¿Qué andas buscando?